Un buen beso, un buen sexo

Un buen beso, un buen sexo

Besar sin duda alguna es una de las cosas más íntimas, sexuales, ricas y deliciosas que se pueden experimentar a lo largo de la vida. Sin embargo a las mujeres nos toca besar mucho sapo… baboso. Mi mamá siempre me dijo que no le diera besos a cualquiera porque “El beso es la cuota inicial de un polvo” y si no quiere dejar pisado un polvo pues … no pague peaje. El beso es considerado como un elemento fundamental para ganar puntos con la novia, puntos, que aunque nadie lo diga, todos sabemos a la larga para qué sirven… Tenga en cuenta que este acto, el de besar, es la única manera en la que usted sin usar palabras puede dejar bien clarito que es lo que está buscando, y al final si lo que quiere es un buen cotejo sexual, que es lo queremos todos… contésteme esta.. ¿Habrá manera más rica de calentarse que con besos? Y es que de acuerdo a las habilidades “lenguísticas” demostradas en la ejecución, se va catalogando si usted es o no, un buen polvo. Los besos acompañados de un toqueteo o - del maniculiteteo - permiten entrar en calor y echar las prendas afuera.

Hay, alrededor del beso, ciertas reglas inquebrantables que hacen que usted vaya directo a la zona de anotación o que, por lo contrario, salga expulsado del campo y con tarjeta roja. Así que por su bien, aquí diseñamos el manual del besador y que comience el juego!

  • El exceso de babas o saliva, como lo quiera llamar… Dá expulsión inmediata, es más debería dar cárcel.
  • El beso es como el baile, exige la comprensión del ritmo y del compás del otro jugador.
  • Pilas con el uso de las manos, a ninguna vieja le gusta que le agarren una teta mientras le dan el primer beso. Eso es falta juez! y póngale amarilla.
  • Por amor de Dios concéntrese- si puede! y cierre los ojos… Qué espanto terminar de besar y ver a un pendejo con los ojos abiertos como un muerto en vida.
  • Procure no besar luego de comer empanada, ají, ajo o algo que produzca una halitosis temporal… Gracias.
  • Propicie el momento, haga que el espacio y el ambiente del estadio sea perfecto para que el acto termine con extra tiempo.
  • Búsquelo de a poco… Ponga en práctica la táctica del entrenamiento, hágale que eso entra. El que busca encuentra; mi mamá decía. “Dos cucharadas de caldo y mano a la presa”.
  • Es completamente válido acariciar el rostro de ella de mientras se besa, es la mayor muestra de virilidad en el acto. ¡Que se sienta esa camiseta que aún hay tiempo!
  • Si se besa de pie no es necesario sentir su paquete, aún no! relájese. Eso es falta sin balón.
  • Permita que el otro siga respirando. Está besando no ahogando.
  • No interrumpa un beso por el celular… No hay nada más detestable.
  • El golpetazo dental es asqueroso. Roja juez!!!  

Por último el consejo más importante, el uso de la lengua debe ser como un delantero en el futbol, rápido, preciso y si tanto amague, al menos al principio. Luego vaya, haga reconocimiento del campo, cójase confianza, paséese a todos los contrarios, tome el control, amague y anote como lo que es… Un macho, un ganador! … Haga que el estadio entero coree su nombre acompañado de un “olé”.

 No importa el beso que usted dé, francés, mariposa, apasionado o negro... Disfrútelo de principio a fin y haga caso. Ahora que ya calentó, está con el pecho hinchado y tiene todos los consejos que necesita, hijo mío. vaya por ella. 

Con amor…

Nina.